miércoles, 1 de agosto de 2018

Capturados dos hombres al estar vinculados a procesos judiciales por delitos sexuales en el cauca.

En la lucha frontal contra el delito, y en cumplimiento a la estrategia de protección a la infancia y adolescencia, el grupo de Unidad Básica de Investigación Criminal de la Seccional de Protección y Servicios Especiales de la Policía Metropolitana de Popayán logró la captura, mediante orden judicial, de dos hombres quienes estarían implicados en delitos relacionados con proxenetismo y explotación sexual comercial con menor de 18 años de edad.

Como Diego Muñoz Velasco, de 51 años de edad, y Santiago Tafur Burbano, de 24 años de edad, fueron identificados los dos hombres capturados por la Policía Nacional, luego que un juez de la republica emitiera una orden de captura en su contra.

Según las investigaciones adelantadas por las autoridades policiales, este resultado operativo se llevó a cabo luego de la denuncia interpuesta por un ciudadano ante la Fiscalía General de la Nación, quien manifiesta que dos hombres bajo intimidaciones y amenazas, habrían obligado a su hija de 16 años de edad a ejercer labores como trabajadora sexual.

Según se logró establecer por parte de los investigadores judiciales, los hoy capturados habrían ubicado a la adolescente de 16 años para que expendiera sustancias estupefacientes en menores cantidades bajo amenazas, las cuales iban camufladas dentro de un bolso; una vez la menor se percató de la presencia policial, tomó la decisión de arrojar dicha sustancia a un precipicio.

Fue así que los capturados antes mencionados le habrían manifestado a la adolescente que la sustancia psicoactiva tenía un valor de cien mil pesos, y que la única forma de pago para recuperar dicha mercancía, era ejerciendo labores como trabajadora sexual.

Finalmente, los capturados fueron dejados a disposición de la autoridad competente, donde un juez de la República decidió cobijarlos con medida privativa de la libertad en centro penitenciario y carcelario por los delitos de proxenetismo con menor de edad y explotación sexual comercial de persona menor de 18 años