lunes, 17 de diciembre de 2018

Cambian condiciones de habitabilidad para 56 familias payanesas campesinas.

El proyecto de construcción de Vivienda de Interés Social Rural, en la vereda Las Mercedes de Popayán, es uno de los 16 aprobados para el departamento, en el marco de la convocatoria del Pacto Agrario, producto de las movilizaciones del 2014. Se trata de viviendas que tienen recursos del Banco Agrario con subsidios, donde la Gobernación del Cauca, al frente del Ingeniero Oscar Rodrigo Campo, aportó la totalidad de la cofinanciación exigida por la entidad, para que su edificación fuera una realidad. 

Para el caso de Popayán se asignaron 56 viviendas, de las cuales a la fecha se tienen terminadas 36, y se espera tener culminado el proyecto en el mes de febrero del siguiente año, por parte de la constructora delegada. Se trata de un proyecto rural, que está  ubicado en zonas de la capital caucana como la Yunga, Calibío, Las Mercedes, Bajo Cauca, El Tablón, entre otras.

Es de resaltar que también para la ciudad, con aporte de la Gobernación del Cauca, fueron aprobados cinco proyectos más por el Banco Agrario, en convocatoria ordinaria, beneficiando a 142 familias, para las veredas Calibío, Palacé, Real Palacé, Las chozas, El Charco, Sendero, La Yunga, Florencia, entre otras.   

Dentro de las convocatorias del Banco Agrario, el requisito fundamental fue ser perteneciente a las diferentes asociaciones campesinas, donde estuviesen certificados cada uno de los postulantes, además de cumplir con otros aspectos como no poseer vivienda, no haber recibido subsidios, tener un núcleo familiar, y estar entre el nivel uno y dos del Sisben. 

De Igual forma, desde el Departamento, a través de la Secretaría de Infraestructura, bajo la directriz de la Ingeniera Martha Cecilia Ordóñez Ocampo, se realizan visitas de seguimiento verificando que las casas se hagan con los diseños estipulados, en procura de que los recursos que se aportan estén bien invertidos,  y que estén habitadas por cada uno de los adjudicatarios. 

Los beneficiarios deben comprometerse a no arrendar, vender o dejarlas abandonadas, en un término de diez años, so pena de someterse a las sanciones a que haya lugar por este tipo de incumplimientos.  

Las viviendas tienen 42 metros cuadrados, constan de sala, comedor, dos habitaciones, un cuarto de herramientas, un baño y un lavadero. Fueron construidas en lotes de los propietarios que cumplieron con los requisitos técnicos exigidos, como estar ubicados en suelo rural, alejadas de zonas de reserva, de corrientes de agua y mantener distancias básicas del eje de las vías. 

Una de las beneficiarias es Ingrid Liceth Sánchez quien expresó que: “estamos satisfechos porque hasta ahora no hemos tenido ningún tipo de inconvenientes con las instalaciones. Ahora con esta vivienda tenemos tranquilidad porque es propia, y nos ha cambiado para bien la vida; muy agradecidos con el Gobernador, Óscar Campo, el Banco Agrario y los ingenieros, pues fue un proceso muy bonito, y estamos inmensamente agradecidos, bendiciones para ellos”. 

De igual forma Nubia Astudillo expresó que están agradecidos, pues ahora tienen más privacidad. Sobre el proceso comentó que aunque la espera fue larga se dieron las cosas y ahora piensan en hacer los arreglos permitidos para tener mayor comodidad. “Mi hija tiene su habitación para ella. Y nos felicitan porque no nos quedamos en el intento, sino que seguimos adelante; y le agradezco a quienes integraron todos los frentes de trabajo pues no se quedó en proyectos, y fue una realidad, es un sueño cumplido”.