miércoles, 5 de junio de 2019

Dinero de contribuyentes se invierte en obras de beneficio comunitario”: Secretario de Hacienda del departamento.

Un llamado a los deudores morosos de impuestos departamentales, para que se pongan al día con sus obligaciones, hizo el Secretario de Hacienda Juan Pablo Matta Casas, al tiempo que pidió aprovechar la oportunidad que se ofrece con la rebaja del 80 por ciento del valor de esas responsabilidades.

Con esta acción, los contribuyentes, no sólo se están favoreciendo económicamente sino colaborando también con la ejecución de las obras civiles que requieren las comunidades, como es el caso del programa “Pavimentación en tu barrio” impulsado por el Gobernador Óscar Rodrigo Campo Hurtado, en diferentes sectores de la capital caucana, señaló el funcionario.

Precisamente, el jefe de la cartera de hacienda del departamento, manifestó que los recursos recaudados se evidencian en obras que son financiadas por la misma ciudadanía, a través de los impuestos que paga por diferentes conceptos, a manera de contribución.

Una campaña encaminada a mostrar los efectos del pago de impuestos v/s obras, para reflejar el beneficio social, adelanta la Secretaría de Hacienda Departamental, con miras a incentivar a los ciudadanos para el pago de sus contribuciones.

Además, la Gobernación del Cauca, en desarrollo de su etapa final, busca  poner al día sus finanzas y entregar saneada la Administración, a fin de facilitar la continuación de las obras sociales que se proyecten en el nuevo gobierno.

En cuanto al llamado de la Secretaría de Hacienda, el titular de la misma recordó que a través de la Ordenanza 054 de mayo 2019, se estableció una serie de medidas tributarias conciliatorias temporales, con el propósito de beneficiar a los deudores morosos, por concepto de impuestos, y facilitar su pago hasta el 31 de octubre del presente año, las cuales deben ser aprovechadas por el doble beneficio, dijo Matta Casas.

Con esta medida se busca recuperar la cartera morosa por el no pago a tiempo de los impuestos tributarios, y facilitar la terminación de los procesos contenciosos administrativos, mediante la conciliación del valor de las sanciones e intereses a que haya habido lugar por el no cumplimiento a tiempo de los deberes de los contribuyentes.