martes, 9 de julio de 2019

Operativo de Oficina de Rentas Departamentales en licorerías del Cauca.

Con miras a contrarrestar el inusitado avance del contrabando y adulteración de licores y cigarrillos, el Grupo Operativo de Rentas del Cauca, adelanta inspecciones permanentes en licorerías y establecimientos que expenden licores, en los diferentes municipios del Departamento.

Aprovechando la cercanía de las ferias y fiestas de verano, los delincuentes han incrementado su accionar, especialmente en la adulteración del Ron Viejo de Caldas, e inclusive de los Whisky Old Parr y Buchanans, lo cual está siendo controlado por el equipo de Rentas, que en los últimos días ha efectuado notables decomisos con ayuda de la SIJIN y la Policía Nacional.

Regularmente los establecimientos expendedores de licores, incluidas las licorerías oficiales, son inspeccionadas con el fin de controlar y judicializar a los posibles infractores, como lo recalca el Jefe de la Oficina de Rentas, Rubio Humberto Pérez, más que por el factor económico, que afecta al fisco departamental, por la salud y el bienestar de la población consumidora, por cuanto el consumo de licor adulterado puede generar graves situaciones de salud pública.

Al referirse al problema de contrabando de cigarrillos, disparado al norte del país, señaló que El Cauca no es ajeno a esta problemática, detectada especialmente en los Santanderes, pues es objeto también de su distribución como muchas otras partes de la Nación, por eso las inspecciones abarcan también esta parte del flagelo, señaló Eiver Becerra, funcionario de la Oficina de Rentas del Departamento.

El funcionario señaló que aparte del decomiso, del que es objeto el infractor, también está sujeto a problemas penales y de judicialización, de acuerdo con la gravedad de la infracción.

Se hizo un llamado, a los expendedores de licores y cigarrillos, abstenerse de cualquier situación comercial que les perjudique a fin de evitar sanciones y a los consumidores los posibles problemas de salud.