domingo, 15 de septiembre de 2019

EN PIENDAMÓ, CAUCA Grupo MARTE del Ejército neutraliza acciones terroristas sobre la vía Panamericana



Este equipo especial del Ejército Nacional logró la desactivación de dos artefactos explosivos ubicados en
una alcantarilla sobre la vereda el mango, municipio de Piendamó.
Gracias a las operaciones de control territorial y de acción ofensiva que realizan los hombres de
la Vigésima Novena Brigada a través del Grupo Meteoro n.°12 y el Batallón de Infantería n.°7,
José Hilario López se siguen combatiendo las acciones violentas, esta vez, según la información
suministrada por inteligencia militar, contra el grupo armado organizado residual Gao-r estructura
Jaime Martínez, quien desde hace algunos días venía planeando acciones sorpresivas para
alterar el orden público y afectar considerablemente a la población civil, esta vez sobre la vía
panamericana, importante corredor que comunica los departamentos del Cauca y Valle del
Cauca.
De esta manera, unidades especializadas del grupo de manejo de artefactos explosivos logró en
las últimas horas la ubicación de dos cilindros, cargados con cerca de cuarenta kilogramos de
explosivos de fabricación improvisada. La destrucción de este material se realizará en un sitio
controlado, pues la magnitud originada por la onda explosiva podría causar daños materiales a
las viviendas del sector y afectar considerablemente la movilidad de los viajeros que a esta hora
se desplazan sobre la vía.
Este resultado operacional se logra mediante la oportuna información suministrada por parte de
la Red De Participación Cívica que orienta a los uniformados para tomar todas las medidas de
seguridad y proceder a neutralizar de manera controlada los dispositivos que se encontraban en
este punto estratégico que conectaba con puntos principales de la región.
A esta hora, se adelantan los respectivos registros para descartar la presencia de otras cargas
explosivas; por el momento se está determinando si estos hechos son perpetrados por miembros
de esta estructura, respondiendo como retaliación a los últimos resultados que se han venido
efectuando en el sector por parte de las unidades militares, donde los puestos de control han
aumentado y la incautación de estupefacientes ha crecido constantemente.