lunes, 9 de septiembre de 2019

Por riesgo de accidentes y cumplimiento de Acción Popular, se señalizó sector de la glorieta Antonio Nariño.

Las acciones adelantadas por parte de la Administración Municipal en la glorieta Antonio Nariño obedecen a lo ordenado por el Tribunal Administrativo del Cauca, mediante auto interlocutorio No. 489, proferido dentro del expediente: 19001-23-00-000-2001-00786-00, el cual resolvió el incidente de desacato propuesto por el señor Julián Andrés Romero Ante, en calidad de delegado de la Defensoría del Pueblo Regional del Cauca, dentro de la Acción Popular promovida por la Señora Andrea Liliana Burbano Ortega, el cual argumenta que el sector conocido como “la glorieta de Catay” es una zona de alta accidentalidad vehicular y de alto riesgo para los peatones, dado que no cuenta con semaforización ni demarcación de pasos peatonales.

De esta manera, se conformó un comité de seguimiento integrado por el Instituto Nacional de Vías - INVIAS, el Municipio de Popayán, la Secretaría de Tránsito y Transporte Municipal, Movilidad Futura S.A.S y la Defensoría del Pueblo, que ha venido reuniéndose según requerimientos realizados por parte de la Procuraduría 40 Judicial II. Durante los comités se acordó la ejecución de una serie de obras de señalización, con el fin de implementar las estrategias que garantizan la seguridad del tránsito vehicular y peatonal.

Así se complementan las advertencias de peligro dirigidas al peatón, dejando en claro que la opción menos favorable era la de implementar la semaforización de dicha glorieta.

Sustentación Técnica:

La glorieta Antonio Nariño presenta lo que en ingeniería se denomina un desbalance de carriles, fenómeno que ha llevado al uso inapropiado y a maniobras anómalas que generan riesgo potencial de ocurrencia de accidentes.

En el caso particular de la salida desde la calle 18N sentido occidente-oriente, se permitía una salida de 3 y hasta 4 automóviles con invasión adicional de motocicletas entre cada uno de ellos, fenómeno que sumado a la falta de cultura en el uso de glorietas, genera mayores riesgos. La solución se presenta controlando el flujo para ingreso a la glorieta uno a uno y se suma a la condición anormal que no da prelación a la vía panamericana y al ingreso de frente a la estación de servicio, situación anormal que intercepta cuatro flujos dinámicos en el punto.

Los eventos que se dan sobre la calle 18N corresponden a trayectorias anómalas en giros a la izquierda: saliendo de la carrera 11 hacia la glorieta de la Villa Olímpica donde se presenta salida de hasta 3 trayectorias en giro a la izquierda con invasión de carril desde carril exterior y con visibilidad imposible hacia atrás a los vehículos que provienen de Catay.

De la misma manera, giro anómalo a la izquierda en la salida desde la ruta que viene del centro comercial Campanario, movimientos que representan alto riesgo de accidente para todos los actores viales en el sector, que se suma a la falta de cultura y respeto por la fila en las salidas de las intersecciones.

Las canalizaciones buscan trayectorias limpias con el menor número de cruces a las demás. Las personas, por invasión de carril, por giros inapropiados y desconocimiento en uso de glorietas, generan de manera autónoma una eventual congestión.

Es de resaltar que esta intervención fue informada previamente al comité de seguimiento y se solicita a la comunidad cultura ciudadana para evitar accidentes.