miércoles, 27 de mayo de 2020

CAPTURADA QUIEN SERÍA LA RESPONSABLES DE LAS FINANZAS DEL FRENTE JOSÉ MARÍA BECERRA DEL ELN


La Policía Nacional en coordinación con la Fiscalía General de la Nación y la Fuerza Aérea Colombiana, en el marco de la operación “Espartano”, logran la captura de Ana Milena Flores, alias “Ana” o “Doña Ana”, encargada de las finanzas del Frente José María Becerra del ELN, procesada por los delitos por fabricación o porte de armas de uso privativo de las fuerzas militares y rebelión agravada, mediante orden expedida por un juzgado de Cali. También una corte de los EEUU en el marco de la cooperación internacional con Colombia, adelanta un proceso con fines de extradición contra la mujer, por los delitos de concierto para delinquir y financiamiento al narcotráfico. Con este contundente resultado operacional se diezman los ingresos de esta estructura armada, toda vez que alias “Ana”, coordinaba el tráfico de cocaína en grandes cantidades al exterior y el dinero que se recibía en sumas muy considerables, se almacenaban en caletas y se invertían con propiedades adquiridas en diferentes ciudades, como Cali. Esta líder financiera adquirió amplio reconocimiento en la organización ilegal, siendo la compañera sentimental del extinto cabecilla del frente José María Becerra alias “Jorge Peña”, quien fue vinculado a ese grupo armado organizado por su trayectoria como narcotraficante en esa zona del Cauca. Alias “Ana”, ordenó la muerte de 5 de los escoltas de su esposo fallecido, teniendo en cuenta que eran conocedores de la ubicación de las caletas donde se almacenaba el dinero producto del narcotráfico. Sin embargo, algunos huyeron de sus pretensiones criminales, uno de ellos llegando a Cali, donde pretendía adquirir una flotilla de automóviles que serían utilizados para el servicio público, siendo capturado previamente por la Policía. La capacidad de coordinación de “Ana”, le permitía movilizarse en diferentes ciudades como Bogotá, Popayán, Cali; y municipios del departamento del Cauca, donde también ordenaba acciones extorsivas. En su afán de mostrar poderío, habría participado en el asesinato de 7 integrantes de un grupo armado residual en 2018, quienes pretendían tomar el control de algunas rutas de narcotráfico que controlaba la hoy capturada. La cabecilla de organización capturada, contaba para su seguridad de un esquema de protección de su entera confianza, quienes la aseguraban cuando se movilizaba por diferentes zonas de injerencia en jurisdicción del departamento del Cauca. Además, ostentaría numerosas propiedades, varias de ellas en la capital del Valle y en la ciudad de Bogotá.