miércoles, 15 de abril de 2020

Ejercito Abatio ocho integrantes de la estructura terrorista Carlos patiño de las disidencias de farc en Argelia Cauca.


En una contundente operación militar, enmarcada en el conjunto de maniobras adelantadas por la Tercera División del Ejército Nacional, y atendiendo las denuncias recibidas para contrarrestar los enfrentamientos entre el GAO-r “Columna Móvil Carlos Patiño” y el Frente “José María Becerra”, del ELN, que se disputan las rutas del narcotráfico en el cañón del río Micay, ocho terroristas murieron al enfrentarse con las unidades militares.

La operación, que contó con el apoyo de la Fuerza Aérea Colombiana y fue hecha en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, se desarrolló en la vereda El Encanto, corregimiento del Sinaí, municipio de Argelia, en el departamento del Cauca, donde gracias a la inteligencia militar se ubicó a un grupo de delincuentes fuertemente armados que se encontraba en desplazamiento para cometer actos terroristas. 


De manera inmediata se desarrolló la maniobra ofensiva sobre el corredor de movilidad, infiltrando tropas del Comando Específico del Cauca, CECAU, que enfrentaron a los delincuentes, lograron la neutralización de los terroristas y la incautación de importante material de guerra: 8 armas largas, entre las que se encuentran 7 fusiles R-15 y un lanzagranadas, así como munición de diferentes calibres, además de la inmovilización de un vehículo tipo camioneta.


La estructura “Carlos Patiño” del GAO-r afectada en esta operación era liderada por Kevin Andery Vargas, tercer cabecilla de la organización, encargado de la consecución de recursos por medio de extorsiones y comercialización de alcaloides, y cabecilla de la Red de Apoyo al Terrorismo en la región. Desde marzo de este año, por información de inteligencia, Vargas se encontraba en el sur del departamento del Cauca, donde su estructura disputaba el control de las rutas y el negocio del narcotráfico con la cuadrilla "José María Becerra" del ELN.

A esta hora se inicia la inserción de unidades adicionales del Ejercito Nacional y de la policía judicial, para realizar los actos urgentes de identificación.


Este es uno de los golpes más contundentes asestados en el 2020 a las estructuras terroristas que delinquen en el suroccidente del país, que además contribuye a mitigar las amenazas de los grupos armados organizados a la población civil. 


Adicionalmente, se afecta el mando y control de la estructura “Carlos Patiño” del GAO-r, se debilita el subsistema de recursos provenientes de las actividades de cobro extorsivo a los pobladores, se neutralizan las acciones terroristas contra la Fuerza Pública y activos estratégicos de la región y se minimizan las amenazas contra líderes sociales y personal en proceso de reincorporación