jueves, 19 de noviembre de 2020

Con operativos en los vehículos de transporte público la Administración le responde a denuncias de la ciudadanía.

Una labor de control e inspección a los buses de servicio público urbano viene realizando la Administración Municipal con el objetivo de garantizar el respeto por los protocolos de bioseguridad.

A través de operativos conjuntos entre las secretarías de Salud y Tránsito en diferentes puntos de la ciudad como Barrio Bolívar, Parque Informático y frente al colegio Inem, lugares de alto flujo vehicular, se realizaron charlas a pasajeros y conductores sobre la importancia del autocuidado y el cuidado colectivo. Así mismo se pudo evidenciar algunas fallas de parte de los usuarios y transportadores frente al uso de elementos de protección, así como a la cantidad de pasajeros que les está permitido viajar en un vehículo de servicio público.

Yakeline Diaz de la Secretaría de Salud afirmó que esta actividad es una respuesta a las denuncias de la ciudadanía, y que comienza de manera pedagógica pero que será sancionatoria si persiste el desacato. “Hemos evidenciado por las llamadas que hemos recibido de usuarios que este servicio de transporte público tiene gran afluencia de pasajeros, frente a esto, Secretaría de Tránsito y Salud han decidido intervenir esta situación y la idea es concientizar tanto a pasajeros como conductor y propietario del vehículo, acerca de los protocolos de bioseguridad que deben ejecutarse para mitigar el contagio”.

La actividad buscó además realizar un registro completo de la situación del transporte público en la ciudad, para posteriormente socializar con las empresas encargadas y así aplicar las medidas correctivas necesarias con el fin de hacer del transporte público un servicio bioseguro.