"Paz, huertas y autosuficiencia: La transformación de Guambía


En la comunidad de Guambía, en Silvia, Cauca, la paz y la autosuficiencia se cultivan en cada huerta. Con la ayuda de proyectos como Paz Colombia y la colaboración del Sena, sus habitantes aprenden a producir alimentos orgánicos, promoviendo la seguridad alimentaria y generando oportunidades para comunidades vulnerables.

 En la hermosa comunidad de Guambía, ubicada en Silvia, Cauca, brilla la inspiradora historia de Daniela Ulluné, Comunera del Resguardo Indígena. Daniela y su comunidad han emprendido un emocionante camino hacia la sostenibilidad y la autosuficiencia alimentaria. A través de valiosos proyectos como el de Paz Colombia y la colaboración del Sena, han logrado transformar sus vidas y su entorno de una manera maravillosa.

 En esta travesía, han aprendido técnicas fundamentales para el cultivo de alimentos orgánicos y el manejo adecuado del riego. Cada día, se esfuerzan por aumentar su producción y generar un mayor abastecimiento. Lo que cosechan en sus huertas no solo es para su propio consumo, sino que también lo comparten con otras comunidades. Además, han logrado integrar a personas con capacidades diferentes y situaciones de discapacidad, brindándoles la oportunidad de aprender valiosas habilidades y encontrar un propósito en la vida.

 


Antonio Ulluné, Taita del Resguardo Indígena de Guambía, también expresa su agradecimiento a Paz Colombia, que ha contribuido de manera significativa al fortalecimiento de las huertas y la seguridad alimentaria en la comunidad. Para ellos, vivir en paz implica cultivar, sembrar y cosechar alimentos saludables, así como desarrollar una economía sostenible “Es especialmente admirable ver cómo las mujeres cabeza de hogar y las familias vulnerables lideran estos esfuerzos y trabajan arduamente para fortalecer los cultivos. Ahora, pueden disfrutar de productos como uchuvas, zanahorias, repollo, tomate, cebolla, ajo e incluso plantas medicinales. Con gran orgullo, consumen parte de su cosecha y venden el resto, lo que les permite subsistir y prosperar".

 

Nicola Michelón, coordinador nacional del proyecto de agricultura y turismo sostenible para la consolidación de la Paz en Colombia, financiado por el gobierno italiano e implementado por IILA, apoyado por el Sena, y en esta ocasión en colaboración con la fundación Untak Misak, indicó que con este trabajo está impulsando la agricultura sostenible y la creación de huertas comunitarias, donde 15 familias tienen la oportunidad de trabajar y producir sus propios alimentos.

 


“Esta iniciativa es una réplica de la tecnología implementada en el centro Sena Agropecuario de Popayán. Allí se ha establecido un centro de investigación científica que promueve la agricultura sostenible, y los instructores del Sena comparten sus conocimientos con las comunidades rurales de los municipios del Cauca. El objetivo principal de este proceso es concientizar sobre la seguridad alimentaria. Aunque en el departamento de Cauca se cuenta con seguridad alimentaria, se busca promover una dieta equilibrada y nutritiva. Por ello, se fomenta la producción de alimentos propios, para asegurar una alimentación saludable.

 

Agradecemos profundamente al Sena y su centro de investigación por su inestimable contribución, ya que permite compartir conocimientos con las comunidades vulnerables, brindándoles las herramientas necesarias para producir sus propios alimentos. Además, reconocemos el valioso aporte de Agrosavia y la estrecha colaboración con IILA, que impulsan de manera conjunta una importante seguridad alimentaria en la región”.

 


La historia de Guambía es un ejemplo inspirador de cómo la unión de diferentes entidades y comunidades puede generar un impacto significativo. A través de la agricultura sostenible, la integración social y el espíritu emprendedor, están construyendo un futuro lleno de esperanza y prosperidad para todos. ¡Sigamos celebrando estas iniciativas y apoyando el crecimiento de comunidades resilientes y autosuficientes como la de Guambía en Silvia, Cauca!

 DATO: Los días 24 y 25 de junio, el municipio de Piendamó, en Cauca, fue sede del emocionante encuentro de la cultura cafetera. Durante este se llevó a cabo la 2 edición del concurso de barismo, en el cual María Camila Piso, aprendiz del técnico en servicios de barismo, se llevó el primer puesto; el concurso se centró en lograr el equilibrio perfecto de dulzor, acidez y cuerpo en la taza de café. Cabe destacar que varios de estos aprendices han recibido capacitación de profesores que forman parte del proyecto Paz Colombia, liderados por María Fernanda Waka y el profesor John Faber Pacheco, quienes han sido clave en la creación de este técnico. Este evento representa un hito importante en el impulso y desarrollo de la industria cafetera en la región.

 

Así mismo el proyecto Paz Colombia Agricultura está brindando formación a 30 productores en el municipio de Miranda, Cauca, una región impactada por el conflicto armado. Estos productores, que actualmente solo cultivan caña y piña, están aprendiendo nuevos modelos de producción, como sistemas acuapónicos e hidropónicos, para diversificar su producción y mejorar la seguridad alimentaria. Con esta iniciativa, se busca transformar la agricultura en la región y ofrecer alternativas sostenibles para un futuro más próspero.

 

 

 

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto