ENVIADO A PRISIÓN UN AUXILIAR DE ENFERMERÍA, POR HABER PRACTICADO UNA CIRUGÍA ESTÉTICA A UNA MUJER, DE MANERA IRREGULAR QUE LE OCASIONÓ LA MUERTE.




Durante el allanamiento al apartamento del asegurado, los funcionarios del CTI incautaron elementos como camillas, succionadores quirúrgicos, bisturís, jeringas desechables y tubos de muestras médicas. 

La contundencia de las evidencias y el material probatorio recaudado por un fiscal seccional de la Unidad de Vida e Integridad Personal permitió que un juez penal con control de garantías de Popayán enviara a prisión a Edwin Leonardo Gómez Galíndez por su presunta responsabilidad en el delito de homicidio agravado. 

 


Según la investigación, el 15 de octubre de 2023, en las instalaciones de una clínica de esta capital falleció una paciente, quien habría sido sometida a una intervención quirúrgica por procedimiento estético, el cual había sido realizado dentro de una vivienda del barrio Lomas de Granada y practicado por Gómez Galíndez, quien se identificó como auxiliar de enfermería. 

Después de la cirugía practicada, la víctima se trasladó al centro hospitalario para que la atendieran, debido a unas complicaciones de salud surgidas por la cirugía practicada en la vivienda del imputado, que había habilitado como unidad de cirugía estética. 


El 15 de octubre de 2023, la mujer murió debido a las complicaciones médico quirúrgicas practicadas en su cuerpo con fines estéticos, por Edwin Leonardo Gómez. Luego de ser reportada la muerte de la mujer, funcionarios del CTI adelantaron las labores investigativas como inspecciones técnicas en el lugar de los hechos, la recuperación de historias clínicas, entrevistas a pacientes del presunto cirujano, reconocimiento por álbumes fotográficos, que permitieron solicitar una orden de captura diligencia de registro y allanamiento.

 El 7 de marzo, servidores del CTI junto con soldado del Gaula Militar capturaron al auxiliar de enfermería cuando se encontraba en un apartamento, ubicado en una unidad residencial, a donde se había mudado y con él su sala de cirugía.

 


Durante la diligencia judicial le fueron incautados dos teléfonos celulares, tres equipos electrónicos quirúrgicos (succionadores), bisturís, cánulas, mesas auxiliadores, camillas, tubos de muestras médicas, elementos para canalización, jeringas desechables, medicamentos de venta libre y especializados, entre otros elementos. 

Luego de leerle los derechos del capturado, el detenido fue trasladado a la URI donde fue indagado por un fiscal seccional. 

Durante las audiencias concentradas, el imputado no aceptó cargos.

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto